viernes, 26 de septiembre de 2008

LA JUSTICIA BURGUESA COMO FORMA DE PATAFÍSICA

Esto pasó de verdad, a un amigo de realidad vibrante, en un juicio por romper unas macetas en el que también se le acusaba falsamente de atentado a la autoridad y no se cuantas cosas terribles. Su nombre no se dice, obvio.

Durante el juicio él declara: "mira que sí, que rompí las macetas, que iba borracho y fui yo"
En la sentencia: "Ante la imposibilidad de probar que dichas macetas existieran, se presupone la inocencia del imputado". Eso sí, las palabras del policía no se cuestionan.

Para saber a que atenerse.